Documental estadounidense devela parte de la autopsia del actor Paul Walker

Imagen relacionada
Walker perdió la vida por el incendio que se declaró después

El documental ‘Collision Course’ muestra parte de la muerte del famoso actor estadounidense Paul Walker, revelando detalles escalofriantes del accidente de tráfico que lo mató, planteando la posibilidad, apoyada en las conclusiones de la autopsia, de que el actor sobreviviera al accidente ocurrido en el 2013.
Según la versión oficial, Walker murió después de que el carro deportivo Porsche Carrera GT, en el que se trasladaba chocara contra un poste y dos árboles en la ciudad de Santa Clarita (California). Ni Walker ni Rodas se encontraban bajo los efectos del alcohol o de los estupefacientes, pero la velocidad a la que iban sobrepasaban los limites permitidos, dos veces más de la permitida, 130 y 150 kilómetros por hora.
Uno de las personas entrevistadas en el documental, el abogado Craig McClellan, especializado en litigios contra productoras de automóviles por accidentes de tráfico, afirma que “pudo sobrevivir” a la colisión. Según el documental, el conductor del coche murió por el impacto, mientras que el actor perdió la vida por el incendio que se declaró después.
La necropsia mostró que había partículas de hollín en su tráquea, lo que quiere decir que “estaba respirando” cuando se desató el fuego, afirma el abogado. “No pudo salir [del carro] porque estaba atado”, explica.
Según el abogado, el carro “básicamente se partió en dos partes”, enviando en direcciones contrarias el compartimento delantero de pasajeros y el del motor y el tanque de gasolina. Sin embargo, el actor quedó atrapado en medio, “aplastado contra su asiento”, lo que fracturó sus “costillas, clavícula y el brazo”, explica.

Entradas populares de este blog