Los esteroides pueden dañar el corazón

En los gimnasios es común encontrar esteroides no anabólicos para incrementar la masa muscular más rápidamente; sin embargo, usarlos con frecuencia podría causar graves daños en el corazón.
Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, revela que quienes toman esteroides (principalmente los fisiculturistas) de forma frecuente, tienen mayor riesgo de falla
cardíaca y de obstrucción de las arterias, lo que puede conducir a la muerte.

“Es esencial que los profesionales clínicos se hagan conscientes de los riesgos a largo plazo del uso de los esteroides anabólicos para el corazón”, explicó el Dr. Harrison Pope Jr., profesor de psiquiatría y autor coprincipal del estudio.
El especialista indicó que los esteroides son variaciones sintéticas de testosterona que se pueden consumir a través de pastillas o inyecciones. Tan sólo en Estados Unidos, se estima que las utilizan entre 2.9 y 4 millones de personas.
La investigación
Para conocer los efectos de los esteroides en el corazón, los investigadores hicieron un seguimiento a 140 levantadores de pesas de sexo masculino.
Del total, 86 habían usado esteroides y 54 no, y 28 habían dejado de usarlos antes de las evaluaciones.
A todos se les realizó un electrocardiograma para saber el estado de su corazón.
Los resultados
Las pruebas demostraron que quienes eran consumidores de los esteroides, tenían corazones más débiles y una capacidad cardíaca de bombeo más baja, a diferencia de quienes recientemente los habían dejado.
Asimismo se observó un incremento de la presión arterial y colesterol, ambos factores de enfermedades cardíacas.
“En comparación con los no usuarios, los usuarios de esteroides anabólicos mostraban una presión arterial tanto sistólica como diastólica elevada, además de una prevalencia más alta de niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre”, dijo el Dr. Aaron Baggish, autor coprincipal del estudio.
A pesar de los resultados, los investigadores indicaron que no se puede probar que estas hormonas dañen el corazón, pero sí que generan una gran preocupación.
“Este hallazgo ubica al uso ilícito de esteroides anabólicos en la lista de factores que los profesionales clínicos deben considerar al atender a hombres con enfermedad prematura de las arterias coronarias”, concluyó Baggish.

Entradas populares de este blog